Anécdotas de viajes (8)

28Ene09

<!– @page { margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } –>

Esta es una anécdota mas del año 1978.

En ese viaje nos sucedieron muchas cosas, no solo por lo extenso, casi tres meses, sino porque se dieron una serie de casualidades bastante curiosas. Esta fué una de ellas.

Salíamos de Andorra con destino a Francia antes de cruzar los Pirineos y decidimos almorzar en la ruta.

Principado de Andorra

Principado de Andorra

A pocos quilómetros de Andorra la Vella, encontramos un pequeño restaurante a la orilla de un arroyo que bajaba de la montaña. Un piletón de truchas nos hacía pensar en uno de estos salmónidos preparados a la navarra.

Trucha Navarra

Trucha Navarra

Estaba muy bien decorado, pero no había ningún comensal.

Era temprano,  cerca de las 12,  y nos sentamos a la espera de ser atendidos. Luego de unos minutos, mas de los convenientes, se presenta un señor y muy amablemente  nos trae las cartas.

Pedimos un panaché de verduras para Mauro, que tenía menos de dos años y nosotros una truchas..

Mauro

Mauro

Lo vemos salir al tipo con una red de mano y observamos como su tarea era infructuosa, ya que no sacaba ninguna trucha del piletón. Hacía muchos esfuerzos en su trabajo pero nada.

Como pasaba el tiempo y Mauro estaba impaciente, lo llamé y le pedí que me trajera el panaché para que el niño pudiera comer y no comenzara a romper las guindas.

El tipo me pregunta muy suelto de cuerpo

__Y que es eso de un panaché de verduras ?.

Yo no sabía si me estaba cargando o que. Entoces medio ofuscado le digo

__Pero hombre si Ud. lo tiene en la carta.

__Si__me dice__Perro yo no soy de aquí.

__ Y entonces Ud. Quien es_-digo.

__Soy un amigo del dueño, él fué al banco y está por llegar.

No llegué a putearlo que entra otro tipo apurado y este si era el dueño.

En cinco minutos teníamos el panaché en la mesa y poco tiempo mas había sacado dos truchas del estanque y las estaba preparando.

Habían trancurrido casi 40 minutos desde que nos habíamos sentado.

El amigo del dueño también esperaba su almuerzo en otra mesa y un rato mas tarde llegaban los clientes habituales.

Anuncios


4 Responses to “Anécdotas de viajes (8)”

  1. 1 Raulo

    Enrique me encantan sus historias de vida!! gracias por compartirlas, entro a diario para leer lo que usted postea. Gracias por estar ahi.
    Un abrazo

  2. 2 Jorge

    que buen amigo, atiende el negocio!! ahora se porque el dueño lo dejo solo, comerse las truchas no va a poder nunca y menos hacer un panaché.
    ¿Que es un panache? 😀

  3. Raulo:
    Gracias por tus conceptos
    Jorge:
    Cliqueá sobre panache de verduras y tenes la receta.
    Un saludo

  4. 4 Jorge

    haaaa!! pero esta buenisimo para cuando uno esta cagado del estomago


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: