Un día hace algunos meses, conversando con mi chica, nos convencimos que nunca podríamos cultivar las verduras que queríamos porque el clima nos jodía siempre, si no era por el frío y la helada, era porque el verano es muy corto. Además con el agravante que la tierra esta tan lejos, alla abajo, en el piso y para llegar hay que agacharse.

Por supuesto también nos preguntamos  para qué carajo queríamos cultivar si la verdulería está a solo unas cuadras y dos veces por semana viene el camión con productos de estación de todo tipo.

Además todos los supermercados están provistos de muchos vegetales, pero…

Tampoco nos conformabamos todos los años con comprar plantines de flores, a alto precio, y que duran lo que un gas en una canasta. Supongo que cultivados por nosotros los vamos a ver mucho mas lindos y seguramente mucho mas baratos.

O sea que por esas razones o porque nos sobra el tiempo, o porque sí, decidimos comenzar con la aventura de hacer nuestro propio invernadero, con la mayor cantidad de madera de descarte, reciclada,  y sin la ayuda de nadie. Joder.

Teníamos que hacerlo solos, aunque nos llevara mucho tiempo. Todos los viejos somos cabezaduras y contratando gente lo hace cualquiera, verdad?

Y además, debería estar terminado antes que comenzara el Otoño y las lluvias.

El material sería básicamente madera descartada por un aserradero amigo, pero que había que trabajarla bastante para poder utilizarla. La puerta sería corrediza para que siempre se pueda abrir y cerrar, y no como en la mayoría de los invernáculos, que hay que pelearse con ella para entrar o salir porque siempre arrastra por el piso.

El nylon de cobertura con filtro UV, de 150 micrones como dicen los que saben.

Hubo que comprar un poco de madera, clavos y tornillos pero no afectó mucho el presupuesto calculado inicialmente.

También nos pusimos de acuerdo que sólo trabajaríamos cuando tuviésemos ganas, no fuera que dejásemos un poco o mucha salud en esta historia.

Una vez elegido el lugar, que es una parte baja del terreno y tiene buen sol todo el año, comenzamos por nivelarlo. Un laburo que me prometí no hacer nunca más en la vida, porque evidentemente no nací para el pico y la pala, son dos elementos insalubres y que provocan en mí daños psicológicos y físicos irreversibles .

El tamaño, naturalmente de acuerdo al lugar elegido sería de unos 4 mts x 3,75 mts.

Primero pusimos unos postes pero descubrimos que a poca profundidad, pasa una vertiente, (agua)  y los palos iban a durar lo mismo que los plantines de flores de estación.

 

Postes que fueron descartados

O sea que hubo que pensar en algo que no fuese tan vulnerable a la humedad y de bajo costo, y esta fue la solución.

 

Ladrillón hueco cerámico , las columnas insertadas y luego pintadas con pintura asfáltica. Cada columna tiene una linga de hierro del 8 y hormigón hasta unos 50 cm de profundidad. No vaya a ser que se vuele todo en un ventarrón patagónico y haya que ir a buscarlo a la estepa.

Estoy seguro que con este sistema  el invernáculo me va a sobrevivir.

Comenzó con mucho esfuerzo a tomar forma, siendo esta la parte mas complicada por el tema de niveles, plomadas y todas esas cosas que no quiero volver a utilizar nunca más, y un esfuerzo físico que no estaba de acuerdo a nuestra edad, ni a nuestra voluntad, pero ya estábamos metidos en el entuerto y no queríamos aflojar.

 

Cumbrera colocada.  Llegó entonces el momento de poner los cabios para empezar a ver como tomaba forma el rancho.

 

 

Una bandurria venía periódicamente a revisar y fiscalizar la obra.

 

 

Detalle de refuerzos.

 

Marco para una de las ventanas.

 

Puerta colgante corrediza.

Y aquí llegó el momento de poner la cobertura, luego de agregar algunos refuerzos para que en la primera nevada no se caiga y se produzca un desastre.

Antes de seguir, nos tomamos unas pequeñas vacaciones de una semanita en Chile para festejar los primeros 47 años de casados. Digo los primeros ya que me tengo fe para otros, no digo 40, pero por lo menos 15 más.

Colocar el nylon es un asunto medio complicado para dos personas solas, pero con bastante paciencia y muchas ganas, se puede siempre que no haya viento.

 

 

Y por fin terminamos justo cuando llegó el Otoño

 

Como verán todo está a una altura adecuada para que no haya que agacharse, sobre mesadas. Siempre pensé que si la tierra estuviese a esa altura , sobrarían las lechugas y los repollos.

 

Obra terminada, aunque faltan algunos detalles. También tiene luz y agua para el riego. Ahora solo falta que aparte del perejil crezca algo más interesante, pero seguramente eso vendrá en la primavera.

 

El perejil viene fenómeno.

Y eso es todo por ahora. Si a alguien se le ocurre una idea como esta, que le meta para adelante, y no le afloje. A nosotros solo con verlo, a pesar del trabajo, ya nos causa bastante placer.

Anuncios

Como casi todos los años, con mi chica, nos tomamos unos días para festejar nuestro aniversario de bodas, la “boda”era eso que se hacía antes, donde se firmaban papeles y un juez te habilitaba para llamarse matrimonio,  y esta vez eran nada menos que 47.

Nuevamente, y una vez mas, nos fuimos para Chile, pero para recorrer algunos lugares que no conocíamos y un paso fronterizo que, no sólo se usa poco, sino que es bastante inusual para los que residimos en la zona.

Por supuesto , no podía faltar Pucón, que es uno de los lugares preferidos de este país.

Cruzamos como es la costumbre por Cardenal Samoré, cercano a Villa La Angostura.

Temíamos que la frontera nos demorara algunas horas por la terrible afluencia del “deme dos” argentino, pero acertamos la hora para pasar y no encontramos casi a nadie.

Después de un buen almuerzo en una fonda de Entrelagos, donde se come un salmón de aquellos, nos fuimos a Osorno a pasar la noche.

Pésimo hotel, el San Pedro, en la calle Manuel Bulnes al 600, al cual nunca volveremos y recomendamos no pisar. Pocas veces en nuestra vida fuimos a un lugar tan malo y tan mal atendido. Además U$S 60 un cuertucho que no vele ni media estrella, pero estaba casi todo ocupado

Mas tarde, cena en Club de Artesanos. Excelente como siempre. No olvidarse de pedir choros (mejillones) a la vinagreta y empanadillas de mariscos.

El tiempo no nos ayudaba mucho, ya que llovía copiosamente, pero si uno no le da mucha bola al problema, este se reduce considerablemente. Marzo es un mes que podés con suerte estar en la playa o te cagás mojando.

La primera parada fué Río Bueno, una ciudad sin mayores atracciones.  Por supuesto que hicimos una parada obligada en el Club Alemán, frente a la plaza principal para almorzar y en el banco para cambiar algunos U$S por pesos chilenos.

En los Clubes Alemanes de Chile nunca salís defraudado. Se come bien y a un precio razonable. No es barato pero justifica el precio

De allí a Lago Ranco y seguir dando la vuelta al lago, donde hay muy buenos paisajes que no vimos.

Un descanso sin lluvia en Lago Ranco

El camino de Lago Ranco a las termas de Llifén nos sorprenduió por su buen asfalto, pero continuó una lluvia infernal que nos permitía, con buena voluntad, ver la punta del capot de auto., o sea que de los paisajes del lago, minga.

Entre chubascos, vimos el lago.

Llegamos a las termas de Llifén, y otra decepción, caras y malas, o sea que nos fuimos para la siguiente parada que era Futrono. Alli alquilamos una cabaña, fuimos al supermercado a comprar una vituallas, mojándonos con la copiosa lluvia que nos perseguía y luego de cenar Decidimos que había terminado el día.

Llegando a Futrono

La mañana pintó mucho mejor, o sea que partimos raudamente para Lican Ray, sobre el lago Calafquén y de allí a Pucón, pasando por Villarica.

Lago Calafquén

Comité de bienvenida en Lican Ray

Pucón es muy especial. Todo es diferente al resto de Chile. los comercios, los restaurantes y hasta la edificaciónes en pleno y total crecimiento. Diría que es la Punta del Este de Chile, pero sin el mar. Es medio complicada la comparación, pero el día que lo conozcan, van a comprobar que es así.

Cada año que pasamos por allí, descubrimos muchos nuevos emprendimientos inmobiliarios y de infraestructura que llegan a sorprendernos. Docenas de condominios , departamentos y casas en construcción lo demuestran.

Decidimos quedarnos no menos de 3 días y para ello alquilamos una cabaña a sólo 300 mts del centro.

Cabaña en Pucón. Entre plantas y flores.

 

Cómoda y confortable, nos aseguró no tener que usar el automóvil casi para nada. Todo lo hacíamos caminando y todo estaba a mano.

Siempre nos alojamos en el camino que una Villarica con Pucón, donde hay infinidad de cabañas y apart, pero esta ves decidimos cambiar debido al clima y venirnos para el centro.

En el puerto, la playa, las plazas, el órden impera en Pucó. Es el lugar  preferido por muchos chilenos de clase alta para su veraneo y  esquí en el invierno.

Pucón al atardecer

Desde el centro, el volcán Villarica (ver el humo )

El volcan, desde la playa

A pocos quilómetros está el volcan Villarica, que nunca deja de tirar aunque sea una pequeña humareda ya que siempre esta activo, es la base de las pistas de esquí. Por supuesto que subimos con el auto hasta donde se pudo y dejamos el escape en el intento

Lo mas cerca que pudimos

El camino al volcan tiene una parte asfaltada y despúes es piedra . Esa parte esta hecha merda.

Ya a estas alturas el clima era mas  benigno y podíamos disfrutar un poco mas, pero en cualquier momento se nublaba y nos mojábamos hasta el caracú.

Decidimos hacernos una remojada en las termas, y fuimos a las de Trancura, que ya conocíamos y tiene muy buenas piletas, abiertas y cerradas. Pasamos un muy buen día con el agua a 40° y con muy poca gente.

Disfrutamos de las piletas como si fuesen privadas.

Un par de antiguos veleros se encuentran en el puerto de Pucón y no podían dejar de llamarme la atención

La pasión por los barcos continuará hasta el último de mis días y estos viejos barcos me siguen trastornando como siempre. El navegante nunca se aleja del todo.

Nos fuimos de Pucón, con ganas de quedarnos unos días mas, pero, el bolsillo comenzó a apretar y a ponerse flaco, así que emprendimos la vuelta.

Habíamos reservado ferry, para volver por el paso Hua Hum, que es un cruce muy poco utilizado, pero que recomiendo  para todo al que se le ocurra ir a Chile desde estos lares. Se encuentra muy cerca de San Martín de los Andes y la cosa es así.

Desde Chile, hay que llegar a Puerto Fuy, recorriendo la orilla Norte del lago Panguipulli. Esta zona que no conocíamos nos deparó una agradable sorpresa, no sólo es muy linda, sino que tiene un camino de asfalto perfecto, con paradores y miradores cada varios quilómetros. Está buenísimo y no se lo puede perder.

El camino, perfecto

Llegando a Puerto Fuy el volcan Mocho Choshuenco

Llegando a Puerto Fuy, sobre el lago Pirehueico., se sube a un ferry, que lleva unos 15 automóviles y después de algo mas de 1 hora de navegación se arriba a Puerto Pireheico (Chile) Se hace migraciones y en unos pocos quilómetros se llega a la aduana Argentina, sin colas ni quilombos, ya que en el peor de los casos serán unos pocos autos los que llegan. En este viaje sólo éramos dos, o sea que nunca hay demoras.

Puerto Fuy

Esperando el ferry

A bordo del ferry

Navegando con un día espléndido

Muy bueno el lago.

Es un lago estrecho y no muy grande, pero al mismo tiempo, una experiencia interesante de realizar.

Luego comienza el mayor problema que son 50 km de ripio bastante malo, hasta San Martín de los Andes, pero verdaderamente vale la pena. Una vez mas estamos atrasados con esta historia del asfalto. Todos los pasos en Chile y casi hasta la frontera están con caminos perfectos, del lado nuestro, lamentable. Sólo el paso Cardenal Samoré tiene asfalto. Lamentable.

San Martín como todos saben, si conocen la zona, es caro y no siempre es mejor. Si bien la hostería donde nos alojamos no era de alto precio, eso no habilita para tratar mal al cliente. Se trata de la Hostería Cumelén, de la calle Elordi al 900. Después de tomar la habitación y ducharme, me cambiaron el precio por pago con tarjeta. Exigen pagar adelantado. tercer mundo, tirando a cuarto. Tuve que insistir varias veces para que me extendieran la factura correspondiente. Si no queda mas remedio joderse, si se puede evitar recomiendo cualquier otro lugar antes que este ya que al alojarme no me hacen un favor, sino que es un trato comercial donde alguien vende y otro compra. Muy simple.

Y asi se terminó el viaje. Hacer una vez mas el camino de los 7 lagos y volver a casa, con nuestras gatas y la cercanía de nuestro hijo Mauro. Que mas se puede pedir?


 

Es un fenómeno que ocurrió hace unos años y el protagonista no se llamaba Lividinoso García, sino que el nombre era Porfirio y el apellido no se dice porque pertenecía a una familia patricia de aquellas de la oligarquía vacuna, por lo tanto me reservo el apellido y hasta se puede desconfiar del nombre.

El nombre de Libidinoso surgió de una incontenible aficción por las minas que tenía este personaje. y el García como para poner algún apellido. Si veía unas polleras, su rostro cambiaba instantáneamente de expresión y se iba al humo con resultados muy favorables. Ganaba casi siempre el tipito, y se comenta que para el día de su muerte, ocurrida en 1955 y a los 35 años de edad, el fulano reconocía unas 1253 ninfas que habían caído en sus titánicas , interminables y admiradas sesiones amorosas. Esta cifra está siendo estudiada por la Universidad, con todo el rigor científico que merece un evento de esta naturaleza.

La razón del estudio es que el tipo se tiene que haber volteado una mina nueva cada 5 días y la cosa parece imposible, levante , chamuyo, y ejecución, considerando la época donde la cosa no era tan fácil parece una exageración, pero yo que he conocido al personaje, creo,  que es probable.

Ya en su juventud, recibió 2 herencias casi en el plazo de un año. La mas importante fué de una tía, hermana de la madre, Florinda se llamaba, que lo admiraba porque decía que el pibe seguía sus pasos. Parece que la tía era ligera de cascos (vocablo de época) o para actualizar el dicho, hoy se diría que era muy trola la vieja .

Por lo tanto, legó toda su fortuna a Libidinoso, su sobrino preferido.  Para la época, era una cifra muy pero muy importante , tanto que era el comentario de toda la “Sociedad paqueta de Recoleta”. La tarasca recibida era para que durara toda la vida y hasta mas de una vida.

Por supuesto que despilfarraba guita a raudales el muy guacho,  el champán (vocablo de época) y tirar  manteca al techo (vocablo de época) no faltaban en las festicholas de García, siguiendo las locuras de Macoco Alzaga Unzué

Auto deportivo descapotable, nacional, por razones de conveniencia política, antes usaba uno italiano. Mujeres en calidad y cantidad, alcohol del mejor, abundante y a diario. La mejor ropa ( trajes de  Gieves & Hawkes , Londres o de Gonzalo López Larrainzar de Madrid) dentro de un cuerpo privilegiado, cuya pinta derretía a las naifas (vocablo de época) mas codiciadas de la sociedad porteña. Los mejores cabaré (vocablo de época) se peleaban por su presencia. El Chantecler,  Marabú , El Tabarís y hasta el Tibidavo, aunque Lividinoso no bailaba tango, su presencia  era importante para estos cabarutes donde el dandy (vocablo de época)  era esperado cada noche.

Muchas historias se cuentan de la vida de Libidinoso.  Una que hizo época es el lamentable suceso que ocurrió con Yiya del Mar, la vedette mas famosa de fines de los 40. Yiya contaba con la friolera de no menos de 30 ramos de flores por noche en su camarín del Maipo, pero estaba perdidamente enamorada de Profirio. Éste no le daba ni cinco de bola, a pesar de las insistencia de  Yiya en perseguirlo y acosarlo. Una noche en el Chantecler, ella lo arrinconó, suponiendo que frente a tanto público que sólo los miraba a ellos, éste no se podría resistir. Ella buscaba tan sólo un beso, con eso se conformaba. Luego las habladurías harían el resto, pero Libidinoso, en un gesto que luego se arrepentiría a lo largo de su corta vida, la rechazó.

Yiya, la noche siguiente se tiró al Río de la Plata desde el vapor de la carrera y su cuerpo nunca fué encontrado.

Hubo mil historias mas, con chicas de la alta sociedad argentina, que deliraban por él, pero por su personalidad, elegía cuando quería y a quién quería. Asi era Porfirio, el tipo mas cotizado y amado de la noche porteña. Un una palabra. Le sobraban las minas al muy turro.

 

justicialista

Auto similar al de Libidinoso ( el original desapareció y se cree que pertenece actualmente a un admirador/a)

 

Pero lo que tenía que suceder, sucedió. Un día escapando de un lecho , que en companía de una dama, luchaba para borrarle el estampado a  las sábanas y en un momento no apropiado, llegó el marido de la señora y corriéndolo por los pasillos y escaleras, le zampó un palazo en la cabeza (se dice que fué con un bate de beisbol)  y lo dejó tieso y en pelotas entre el 3er y 4to piso de un edificio de la calle Arroyo. Propiedad hoy ya demolida.

El homicidio se tapó, ya que el marido de la fulana, era un político importante en ejercicio y quedó simplemente como un resbalón en el piso mojado de la escalerra, debido a la negligencia del portero y/o encargado. Lo que nadie pudo comprender es porque estaba en pelotas y desde ese día los vecinos miraron a todas las señoras del edificio en cuestión, con una sonrisa sarcástica , aveces hasta cómplice y porqué no con algo de envidia.

Inmediatamente, el escribano de García mostró e hizo valer  el testamento de Libidinoso, el cuál ordenaba que legaba casi toda su fortuna a la empresa que lograra congelarlo para ser resucitado cuando se pudiera hacer algo con los finados en el futuro. Como Disney, pero mucho antes porque al creador de Mikey lo enfriaron en 1966. Un adelantado este muchacho García.

Caso cerrado y el cuerpo de Lividinoso, sin pasar siquiera por un velorio, donde las minitas pudieran llorar la pérdida irreparable, fué a parar a un depósito de carnes congeladas para exportación, en el barrio de Barracas con muchas media reses  Aberdeen Angus que se destinarían a Europa.

 

antigua-puerta-madera-camara-frigorifica-retro-ideal-museo-d_nq_np_492611-mla20576263310_022016-f

Puerta de la cámara frigorífica donde pernoctó Libidinoso, hasta 2016.

Además de su  cuerpo en la cámara, en una gran caja de seguridad del Banco (no debo decir cual), se debía depositar, su guardarropa, con la naftalina correspondiente para que las polillas no lo destruyan y el diario íntimo, donde anotaba cuidadosamente todas sus aventuras amorosas, con fecha y detalles, algunos de ellos, para ser estudiados por un sexólogo, y una parte de la fortuna, por las dudas que algún día lo resucitaran.

 

valija-de-viaje-maleta-antigua-d_nq_np_782811-mlu20628813796_032016-f

Una de las cuantiosas maletas donde se guardaba la vestimenta de García.

 

samuel-pepys

Diario íntimo de Libidinoso. Guardado hasta estos días bajo 7 llaves.

 

El escribano de confianza verificaría todas estas complicadas instruccioners dejadas por Libidinoso García y que fueron cumplidas al pié de la letra.

Los años pasaron y el depósito de dinero que se había hecho oportunamente para el congelado se fué terminando. Si bien era una cifra importante y en dólares , los años se fueron y llegó el 2016, donde se terminó la guita y la companía, que todavía cuidaba que la temperatura no bajara de  44° bajo cero, decidió avisar a la poca familia que todavía quedaba del difunto, para que empezaran a poner los mangos necesarios para el mantenimiento del frío.

No quedaba nadie en el grupo familiar que hubiese conocido a Libidinoso , habían pasado mas de 60 años y ninguno de sus sobrinos y sobrinos nietos, se quiso hacer cargo de pagar el costoso mantenimiento, de un tipo que ni herencia dejaba, o por lo menos eso creían, por lo tanto, se decidió que en un plazo de 30 días a partir de la última carta documento enviada por la empresa , se apagaría la máquina de frío y se abriría la cámara frigorífica.

Es ese momento surgió un problema, sobre quién reconocería el cadaver de García para poder enterrarlo con todas las de la ley. Por esas cosas del destino, me localizaron para que yo lo hiciera, y si bien cuando murió, yo tenía sólo 10 años,   mi familia era amiga de la de Porfirio y  tal vez yo  recordaría bien sus facciones . Me rogaron que presenciara la apertura del féretro y diera fé que era  Porfirio…… ese cuerpo momificado por el frío y que de esa forma pudiera recibir sepultura en el cementerio de la Recoleta, en la bóveda familiar.

Primero para tener mas seguridad del reconocimiento, se lo dejó unas 48 hs a temperatura normal, para que recuperara su aspecto y forma y  aunque la persona que cuidaba el procedimiento advirtió que en el cadaver se notaban algunos movimientos extraños, fueron  atribuídos únicamente al proceso de descongelamiento..

Concurrimos al viejo frigorífico, con muy pocas ganas y con la presencia de algunas autoridades judiciales, testigos y un solo sobrino que sentía una morbosa curiosidad de conocer al famoso tío, el playboy y allí se realizó la apertura de la caja mortuoria.

Cuando estaba llegando a temperatura ambiente nos llamaron para el reconocimiento  concurrimos un  escribano, un  juez , un  medico, y naturalmente yo, que se suponía que sería el indicado para certificar la identidad del fulano.

Cuando se levantó la tapa, asomó una cabeza, como despertrándose de un largo sueño, con la barba algo crecida, como de dos días a lo sumo y que era sin ninguna duda la cara de Libidinoso, inconfundible y hasta sonriente, que desperazándose preguntó.

__Que pasa, nunca vieron a un tipo levantandose a la mañana ?

__Que carajo me miran?

 

4e888-saliendo-del-ataud

 

EN BREVE CONTINUARÁ


Como Uds saben la primavera aquí en el sur es bastante tyardía, o sea que muchas flores que en otros lugares se muestran en setiembre y octubre, por bariloche, aparecen en verano.

Aquí en nuestro jardín se han dejado ver algunas muy buenas. Tenemos mas de 90 especies entre árboles y plantas . La verdad que aunque dan trabajo, vale la pena.

 

img_3512

Diciembre y las primeras Rosas

img_3514

img_3513img_3541

 

 

 

 

 

 

 

Lirios                                                                                                             Amancay

 

img_3543

Eves

 

img_3552

Comunes pero nunca faltan las Margaritas.

 

img_3574img_3576

El Manzano viene con todas las ganas.

 

img_3580

img_3591

Estos Lirios son alucinantes

 

img_3587

Las Hortensias, un poco atrasadas este año, por fin abrieron.

 

img_3287

Los Pensamientos nunca fallan.

 

img_3566

Cosechando Parrilla para hacer dulce.

 

img_3555

Una Rocalla que este año se le ocurrió florecer.

 

img_3556

Las Petunias nunca faltan.

 

img_3559

No es deslumbrante pero esta buena la flor de Malva.

 

img_3546

Y basta de dulzura y de pavadas que aquí esta mi Radicheta

Todavía faltan las Dalias, los Gladiolos y algunas mas. Tiempo y paciencia es lo que hace falta por estas latitudes, pero las dos están.

Para este año que acaba de comenzar agregaremos un invernadero, que casi está terminado, y que hicimos entre mi chica y yo, sin ayuda de nadie. Gran laburo pero ya casi llegamos. Mas del 80% de la madera es reciclada, lo que para nosotros es un logro. Hoy colocamos la puerta (corrediza) y la semana que viene las ventanas y la cobertura.

 

img_3585

Invernadero en construcción. Falta poco.


Por supuesto que hablar de Salamanca es pensar en que por allí ocurrieron muchas cosas, gran parte de la historia y la cultura de España, y que por supuesto todavía pasan y pasarán muchas otras mas.

Esta dentro de la Comunidad Autónoma de Castilla y León y en la provincia de Salamanca.

Es vieja de la mejor vejestud. La universidad se fundó allá por el 1200, y fué la primera de la península. Hoy tiene un claustro de 4.000 profesores y mas de 40.000 alumnos.

Esto por supuesto crea una impronta muy particular en una ciudad de 150.000 habitantes. Un tercio está en la universidad, o estudiando o dando cátedra.

No pudimos ver demasiado de Salamanca, porque estuvimos sólo un día, pero fueron suficientes para decirnos, “hay que volver” y lo peor es que nos queda tanto por conocer en este mundo, y la vida se termina tan rápidamente, que dificilmente retorne a esta hermosa ciudad. No me va a dar el tiempo ni la guita para ver todo lo que quiero ver.

Las catedrales, y no soy de los que se matan por ver iglesias, están muy buenas. Tanto la vieja ,  que tiene como mil años,  como la nueva, que solo tiene unos 300 añitos .  La universidad, alucinante, y sus calles, parques, y museos, son demasiado para un día.

Por lo tanto no es mucho lo que puedo recomendar, ya que al haber visto tan poco, la visión de la ciudad se reduce a la mínima expresión. Pero veamos un poco y todo a vuelo de codorniz, o de colibrí, como mas te guste.

 

Catedrales. Vale la pena dedicarle un saludito por fuera y por dentro.

 

img_2810img_2809

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Universidad. Hay que leer y pensar un poco en los que por allí estudiaron y pasaron por sus claustros. Toda una historia alucinante que se debe leer antes de ir, para tener alguna información pre-visita y no aguantar a ningún/a guía insoportable.

 

img_2814

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

img_2817

Torre del Clavero. Un par de fotos se disparan seguro.

 

torre_del_clavero

Casa de Las Conchas. se pasa por la puerta y se sigue.

 

img_2819

Casa de las Conchas

 

Museo Art Decó y Art Nouveau. Se paga la entrada, se visita y te quedás muerto con el Vitreaux del techo. Realmente te mata.

 

img_2765

img_2799

Vitreaux de la claraboya del museo.

Confieso que aquí me mandé una argentinada, porque estaba prohibido sacar fotos en el interior del museo, pero ese vitreaux de por lo menos 15 metros por 6 o 7 me mató.

 

Descansar un rato en los antiguos jardines, después de tanta caminata y reponiendo energías.

 

img_2803

 

Fachada de la Universidad. Aquí primero se admira la fachada y luego no te vas hasta que encuentres la rana. Esta es una ranita pequeña que esta en la fachada y cuesta encontrarla. Tiene toda una leyenda pero ninguna importancia.

 

img_2815

La famosa rana.

 

Puente Romano. Lo vas a ver aunque no quieras. Naturalmente pasa sobre el rio Tormes, aquél del Lazarillo.

 

img_2825

Sobre el puente romano. Abajo el Río Tormes y ese no es el lazarillo, es mi chica.

 

Plaza mayor. No puedes evitarla, todo converge allí.

 

img_2823

 

Museo de autos. No es ninguna maravilla, pero me rendí ante alguno y como estaba además con el marido de la sobrina de mi chica, que como a mi, le gustan los autos, pues, a mirarlos.

img_2766

img_2789

img_2791

 

 

 

 

 

 

 

 

img_2781

img_2773

 

 

 

 

 

 

 

 

img_2769

Infinidad de lugares para ver. Yo no tuve tiempo , pero si vas no dejes de estar por lo menos 3 días, bueno, por lo menos 2.

Comidas. Comí un rabo de toro de suprema calidad, pero tuve la cobardía de beber solo agua, cuando se merecía no digo un Marques de Riscal pero por lo menos un buen tinto de Rioja y si te animas, un Sangre de Toro.

 

img_2824

El rabo de toro, un plato delicioso que se debe comer sin falta.


Una de las razones para volver por España, era conocer el pueblo de Siete Iglesias de Trabanco,  ubicado entre Valladolid y Salamanca, en la región de Castilla, en donde los ancestros de mi chica son originarios. Allí vive una prima y en Salamanca una sobrina, con sus respectivos maridos y familia. los contactó hace un tiempo por internet y ahora llegó el momento de conocerlos y encontrar y conocer el lugar de sus orígenes.

Desde Madrid, nos fuimos en tren hasta Salamanca, donde nos esperaba la hija de una prima de mi esposa. Hubiésemos preferido alquilar un automóvil, ya que pretendía pasar por Avila otra vez para volver  y admirar las murallas de la misma, pero como les conté en el post de Madrid, no quedaba nada disponible, sea cual fuera la categoría. pues estaban todos los automóviles  ocupados.

 

Tren a Salamanca

Tren a Salamanca

 

El tren era uno de media distancia, así le llaman, muy confortable, extremadamente limpio, con salida y llegada puntual y baños de primera.

Cerca de dos horas mirando la campiña y llegamos a Salamanca. De allí nos fuimos inmediatamente al pueblo de Siete Iglesias de Trabanco, que es pequeño y de muy pocos habitantes, menos de 1000. Conocer familiares,  presentarse y rápidamente nos sentaron y como aperitivo, una grandiosa tortilla,  jamón ibérico de bellota y buen vino. Luego comenzamos a recorrer el pueblo.

Fuimos a pedir la llave de la iglesia. Si, fué así, necesitamos la llave, una trmenda llave, para entrar, ya que cura no hay, y una señora es la encargada de abrirte la puerta y acompañarte.

Cada cuadra salía algún pariente mas o menos lejano a saludarnos, y bajo un sol que  jodía bastante subíamos y bajábamos por las callecitas del pueblo  deseando que hubiesen construído el pueblo en la llanura.

 

Calle de Siete Iglesias

Calle de Siete Iglesias

 

 

 

 

La llave para abrir la iglesia

La llave para abrir la iglesia

 

Tallas en madera bastante antiguas y en un estado bastante alicaído, que merecería un tratamiento un poco mas cuidado, pero repito que ni siquiera hay cura. La carcoma ya se habrá comido al cura y esta haciendo estragos en la madera, pero es lo que hay.

 

Interior de la iglesia

Interior de la iglesia

 

 

img_2754

 

 

img_2763

Hotel en Siete iglesias. “Los toreros de Trabanco”

 

No tardamos mucho para ver el pequeño pueblo, que se mantiene vivo de puro coraje que tienen sus habitantes, ya que todos son personas de edad y que como es natural en estos casos y sucede en todo el mundo, los jóvenes se van para volver solo a visitar a sus padres y abuelos.

En las afueras del poblado pasa una ruta muy usada por el tránsito con Portugal, lo cual permitió la construcción de un buen hotel  ” Los Toreros de Trabanco”  a la vera del camino, que sorprende a cualquiera que no espera encontrar nada. De todas maneras igual hay otros hoteles, pero este destaca muy por encima de los demás.

El hotel tiene un restaurante excelente, muy bien atendido, con una carta muy completa y con unos precios muy económicos. Una verdadera y agradable sorpresa.

 

img_2764

Restaurante del hotel de Siete Iglesias.

 

Mi esposa tuvo entonces la oportunidad de conocer a primas, sobrinas, parientes que no conocía y hasta la casa de donde había vivido su abuelo y visabuelos. Una interesante oportunidad, que a veces uno no  tiene en toda la vida.

 

img_2744

Prima, sobrina y recontrasobrina

 

Y asi se fué pasando el día hasta que nos fuimos con su sobrina para Salamanca. Un día especial para mi chica, que seguramente no olvidará.

 

El bar del pueblo

El bar del pueblo.

 

Unode los gatos del pueble, que se preguntaría quienes eran estos forasteros

Uno de los felinos del pueblo, que se preguntaría quienes eran estos forasteros y nos saludaba cuando nos íbamos.