Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Nadie puede explicar porque sucede, pero en Bariloche el otoño se siente de un día para otro. Todo se tranforma en sólo unas horas. Si bien se puede observar que todo está cambiando, hay un día que verdaderamente se larga el otoño. Naturalmente se produce todos los años casi para la misma época, con las […]


En muchas ocasiones, mi hijo Fabio, en su blog, ha dado clases magistrales de cocina. Hoy El Celestino les va a demostrar de donde salió la adicción de ese fulano por el arte de ponerse el delantal. Las cosas no son casuales, “de tal astilla tal palo”. Este plato parece estar entre los preferidos de […]


Y llegamos a los 48 vivos y sueltos. Todo un triunfo.   La felíz y joven parejita.   Otros años ya he hablado de los años trancurridos, por lo tanto esta vez me referiré únicamente al viaje realizado y que fué a la ciudad que mas nos atrae de Chile. Pucón.   El volcán Villarica, […]


Como todos los años para esta fecha, conmemorando (fíjese bien que no digo festejando, porque a esta edad se conmemora) el 48 aniversario del día de nuestro casamiento, fuimos una vez mas a Pucon (Chile), que es nuetro lugar especial en ese país. Cruzando por el paso Cardenal Samoré se toma la ruta Internacional 215 […]


Cuando con grisel, mi chica, hicimos el invernadero, teníamos muchas dudas , sobre todo si tanto esfuerzo se vería recompensado aunque sea con una buena ensalada.   No pasó mucho tiempo y los resultados comienzaron a aparecer. Este domingo comimos por primera vez una ensalada, con un popurrí de verduras, salidas integralmente del invernadero  lechuga, […]


No es fácil tener un hijo que vive a 1.700 km. Todo el mundo te dice ” che, pero si son sólo 2 horas de avión “ y si es cierto son 2 horas y 10 lucas o mas , que no siempre se pueden gastar. Entre el avión para dos, el hotel, comidas, alguna […]


Como casi todos los años, con mi chica, nos tomamos unos días para festejar nuestro aniversario de bodas, la “boda”era eso que se hacía antes, donde se firmaban papeles y un juez te habilitaba para llamarse matrimonio,  y esta vez eran nada menos que 47. Nuevamente, y una vez mas, nos fuimos para Chile, pero […]