Universidad de Garchford. Amor y lujuria en los 60 (parte tercera)

09Oct09

El momento de la verdad.

Para esto ya la familia se había enterado toda. Hasta la tía de Burzaco preguntaba siempre por la “simpatía” de la nena.

El viejo algo mas piola, porque no quería intervenir, si entraba o salía hacía ruido o estornudaba antes para no engancharte desprevenido.

El hemano, ese si que era un guacho, trataba de sorprenderte y hasta se han sabido casos de que alguna amenaza profería.

La vieja percibía que ya no podría custodiar mas la “almeja” y trataba de que entres a la casa para engancharte de “novio oficial”.

La pendeja estaba tan caliente como vos pero todavía le quedaban algunas defensas.

Vos. Mejor no te cuento. Caliente como un burro.

Hasta que un día se producía eso que estabas esperando. La minita quería hacerlo.

Bueno en realidad decía que se entregaría porque te amaba, pero en verdad era que estaba esperando el momento igual que vos.

Pero DONDE?

El DONDE se transformaba en el nuevo obstáculo a vencer.

A un hotel alojamiento no podías ir porque las minitas no querían entrar a los telos. Eran para las putas decían.

En tu casa tampoco porque siempre estaba tu vieja o tu hermanita.

En la de ella ni pensar.

De parado siempre fué muy complicado, además con los cierres de los lompas te podía quedar el aparato mas rayado que un disco de pasta viejo.

Y si eras debutante como ella, hacía falta un lugar como la gente y además el tiempo necesario.

La casa de algún amigo aveces se daba.

El auto de tu viejo, si te lo prestaba, era la solución. No la mejor ni la ideal, pero la mas común.

Bueno por fin encontrabas el lugar.

Ejercicio desenfrenado como no debe ser. Todo apurado (eran meses de calentura). La minita quedó pagando y vos duraste un minuto 30 segundos con suerte y dominio extremo..

amor eterno2

Llanto de arrepentimiento de ella (era lo usual en esa época)  No lo haré mas, decía.

En fin todo una reverenda cagada.

Si se repetía podía ir mejorando, pero lo que comienza mal siempre termina mal.

Allí siempre ocurría que ante el aprete de la sospechosa madre la pendeja largaba todo.

Que quilombo se armaba.

El hermano te quería moler a golpes, aveces acompañado por el padre. La madre decía

__Yo ya sabía que era un degenerado__ y para salvar a la nena agregaba__ pobre chica, se aprovechó porque era una inocente.

El padre generalmente metía violín en bolsa, porque se acordaba de su época, y lo tomaba como una venganza del destino que le devolvía en carne propia, algo de sus trapisondas..

Vos que te creías un ganador, también te sentías para la mierda.

Lo bueno es que ibas ganando experiencia y después de unas cuantas cagadas la cosa empezaba a salir mejor.

Es por todo esto que nunca convenía el barrio, las cosas siempre eran peores. La distancia siempre fué saludable.

Mas adelante y con algunos años encima, no muchos, hacías el mismo laburo, lento y pausado. Estudiado , maditado, utilizando todas tus técnicas adquiridas y de pronto te dabas cuenta que la minita en cuestión era TU MINITA.

Te metías hasta el tuétano, entrabas de “novio oficial”, tu suegra y el hermano te gastaban, el viejo te miraba y sonreía por lo bajo y como todo pelotudo que se precie.

TE CASABAS

amor-eterno

Anuncios


10 Responses to “Universidad de Garchford. Amor y lujuria en los 60 (parte tercera)”

  1. 1 Pol

    Increible, impresionante, más verdades que todos los libros de Platón juntos,

  2. 2 leox

    una duda, en esa epoca como era el tema de los anticonseptivos?
    conseguias preservativos facil o que hacian?
    muy bueno el blog.

  3. 3 Leo

    Mmm… me parece que había que tenerla clara con el ciclo de menstruación y de ovulación, o terminar el asunto afuera…

  4. Pol:
    Exagerado el hombre, pero sirve para el ego
    Leox:
    No existían ningun tipo de anticonceptivos. Solo el forro.
    Leo:
    Todo era cuestión de esperar y rezando. Eramos muy pendejos para saber el tena de ovulación, y si la vieja la agarraba con el termómetro se pudría todo.

  5. 5 Leo

    GUAU!!! Y dicen que ahora la vida es peligrosa!!! Más peligrosa era antes, me parece, Don Celestino!!!

  6. Leo:
    Si era mas peligrosa, sobre todo por el hermano y el padre.

  7. 7 Leo

    Ni que lo diga! Ahora me doy cuenta de que hoy hay varias maneras de esquivar a los familiares con vocación policial…

  8. Leo:
    Lo mas jodido es que si se armaba bardo la que salía mas complicada era la pendeja. Pero en general no pasaba nada.

  9. “De parado siempre fué muy complicado, además con los cierres de los lompas te podía quedar el aparato mas rayado que un disco de pasta viejo.”

    jajajajaja, lo que me reí con esta frase Enrique 😀

    Saludos!

    PD: Esta universidad da título oficial? 😛

  10. Patricio:
    Se esta tramitando la posibilidad del título oficial. Entre nosotros te diré que casi es un hecho. Un saludo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: