Anécdota de viaje (17)

01May09

En 1978 después de estar en Troffarello y Turín, cruzamos el valle de Aosta y seguimos rumbo a Suiza pasando por el túnel del Mont Blanc.

Visitamos Ginebra y bordeando el Lago Leman llegamos a Lausana.

Lausana

Lausana

Esta es una hermosa ciudad de la Suiza Francesa, donde además de saborear muy buenos vinos, disfrutamos de un entorno  con unos paisajes alucinantes.

Los precios en este país nunca fueron precisamente accesibles, por lo que buscamos un hotel acorde a nuestro presupuesto.

Hotel en Lausana

Hotel en Lausana

Era una antigua casona de varias habitaciones, muy confortable y devenida en hotel.

Nos recibió una suiza, grande , gorda y muy amable.

Nos llevó a la habitación y automáticamente nos dijo

__El señog podría pagag.

__ Si, ningún problema __dije poniendo los 80 francos en sus manos.

Por la mañana, mientras desayunábamos, se acercó muy amablemente a preguntarnos que tal habíamos dormido y nos comentó que en el hotel había un argentino trabajando.

Nos lo presentó y nos quedamos conversando con él un rato.

Era un muchacho de unos 20 años que trabajaba en la cocina para reunir algunos mangos que le permitieran seguir recorriendo Europa.

A mi me había quedado la espina del pago adelantado, por lo tanto le pregunté si esta era una costumbre del lugar .

Se comenzó a reir y ante nuestro asombro nos preguntó

__La vieja les vió el pasaporte ?

__ No,  pero le dijimos que éramos de Argentina

__Y sí, a los Argentinos ,Chilenos y Uruguayos les hace poner la guita adelantada.

__Pero porque? __pregunté ingenuamente.

__La frontera esta a pocos quilómetros,  muchos guachos se rajan por la ventana a la madrugada sin pagar.

Aunque parezca mentira, era así.

La fama no viene sola, hay que laburar mucho por conseguirla.

Anuncios


8 Responses to “Anécdota de viaje (17)”

  1. Jajaja

    Que fama que tenemos!

    Y después nos quejamos.

    Hay que ser muy pijotero para irse a la madrugada por no pagar.

    Saludos Enrique!

    PD: Entre todos los lugares que fue, fue a Disney o a un océanario?

  2. 2 Stella

    Lamentablemente la fama no viene porque si.
    Mi ex trabajó en España durante casi 10 años. Todo el tiempo tuvo que luchar contra esa fama.
    Pensar que hay países en donde los diarios están en una caja, y uno pone las monedas y se sirve un diario y listo. Acá no durarían nada! Es lamentable!
    Y, como dice el comentarista anterior, después nos quejamos!
    En fin…

    Un beso y buen finde!

  3. 3 Jorge

    mi hermano estubo en belgica una vuelta y se encontro con un compatriota, se pusieron a charla, y despues de un rato, mi hermano ve que el tipo se empieza a llevar (robar) saleros, servilletas, cualquier cosas, a lo que mi hermano le pregunta que? haces? y el sujeto le responde, nada, si ellos tienen un monton! mi hermano sin mediar palabra se levanto y se fue. Nose si aclarar que era porteño, pero ya lo hice ajjajaja

  4. @Jorge: jajajajajajajaja

  5. que bronca me da saber que somos tan “vivos” la puta madre

  6. Una vez en bolivia un “vivazo” peló una manta muy linda y sin inmutarse contó que era un recuerdo del hotelcito anterior ( esos hotelcitos en su mayoría son una casa con 4/8 habitaciones administrada por una abnegada familia ).
    Le dije que era un salame, que eso no se hace, que de ultima se vaya a afanar al sheratton ( opinión mía ) y que además, al pobre argentino que venía después de el lo hacía quedar como el tujes.
    Muy campante me dijo…” bueno pero en el otro hotel que estuve después le arreglé el calefón ” como aleccionando sobre que todo va y viene y esa sanata de neohipie que comparte pero solamente las cosas tuyas.
    Demás está decir que no nos hicimos muy amigos con el pibe.

  7. 7 Pol

    ehh pero le arreglo el calefón ^^

  8. 8 Silvina

    Debe ser cierta esta fama en el exterior aunque no la conozco en persona; pero como par ano tirar pálidas permitanme contarles algo cortito que ocurrió en un viajecito dentro de nuestro país.
    Viajamos a Tilcara, tres personas, previo reservamos en un “HOSTEL”, esta modalidad no la habíamos utilizado nunca por ello solicitamos si tenían habitaciones individuales y reservamos tres con baño compartido…resultó que no existían tales habitaciones individuales así que como buenos prejuiciosos escogimos una habitación para los tres (no sea cosa que nos encajen un europeo maloliente y ladrón).

    Resultado: llevábamos con nosotros cada mañana al salir temprano la llave de nuestra habitación y no nos exigían dejarla temiendo que nos “rajáramos”; nadie controlaba nuestras entradas y salidas temiendo el robo, nadie controlaba si consumíamos alimentos de la alacena o heladera que no fueran nuestros, la noche anterior a retirarnos no nos exigieron el pago…nosotros se lo recordamos al encargado y por la mañana muy tempranito no controlaron si nos íbamos con algo que no fuera nuestro, nos retiramos solitos, dejando la llave sobre la mesa…todos confundidos con esa sensación de CONFIANZA tan nueva para nosotros….
    EN fin, se puede vivir en un país diferente, áun dentro de nuestro país, pareciera que la gente se comporta tal y como el medio la condiciona.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: