Anécdotas de viajes (11)

19Feb09

En Anécdotas de viajes (8) les comenté que ese viaje nos deparó encuentros, momentos curiosos y también algunos desagradables.  Este es el relato es una de esas casualidades.

Estando en Milán decidimos terminar el viaje ya que el nacimiento de Fabio se aproximaba a pasos agigantados.

Creyendo que era un día miércoles, tomamos un vuelo a Madrid de Alitalia, ocultando la panza y llegando a Barajas hacia las 15 horas.

La conexión a Buenos Aires por Iberia sería a las 20 hs. Paro no era miércoles sino martes. Confusión que solo puede tener un turista que no mira bien el calendario y que esta soberanamente al pedo.

Por lo tanto, dejando nuestro equipaje principal en una caseta del aeropuerto y llevando sólo un bolso de mano, nos fuimos al centro de la ciudad.

Debíamos esperar mas de 24 hs. nuestro vuelo.

Sabíamos que mis padres habían comenzado un viaje a aquellas latitudes unos días antes, pero desconocíamos donde podían estar, aunque suponíamos que estaban en España.

Por la mañana, mi esposa decidió hacer unas compras para Mauro que estaba con nosotros y para Fabio que tambien se encontraba presente pero todavía sin nacer.

Como suele suceder estando en Madrid, fuimos al Corte Inglés, típica tienda-shoping que se encuentra diseminada por toda España.

El Corte Inglés

El Corte Inglés

Como yo estaba muy cansado instalé a Mauro (1 año y medio) en uno de esos caballitos que hace que galopa poniendo una moneda y me senté al lado a esperar que mi esposa hiciera las tan mentadas compras.

caballo-monedas1

Al rato, mi esposa, aparece con mis padres y disfrutando de ese momento nos fuimos los cinco a almorzar.

El Corte Inglés

El Corte Inglés

El corte Inglés tiene una manzana de superficie y varios pisos. Como carajo se encontraron?. Pues ella subiendo por una escalera mecánica y ellos bajando.

Si nos hubiésemos citado para encontrarnos jamas lo hubiéramos logrado. Ya sea por la cantidad de gente o por las dimensiones del lugar.

Fué una verdadera casualidad que nos alegró a todos, una anécdota mas para nuestra vida.

Anuncios


6 Responses to “Anécdotas de viajes (11)”

  1. Me encantó eso de sentar al chico en el caballito 🙂

    Saludos!

  2. Patricio:
    Era la forma de descansar mientras el jugaba.
    saludos

  3. Me olvidé, lo espero en mi blog, desde el año pasado no tengo un comentario suyo.

    Su fan Nº1 lo espera.

    Saludos

  4. Pobre su señora viajando con la panza.

    Pensar que Fabio podría haber sido tano XD

  5. Leit0:
    Lo paso bien igual. Es una cuestión de imponerse el ritmo posible y no desmandarse. El único problema es que tenía que salir solo de noche. Je.Je

  6. Oatricio:
    Tengo problemas para loguearme con tu blog. Pero te leo
    Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: