Epocas de sangre y fuego

16Feb09

Como toda persona de mi edad, recuerdo la época infame de la represión de una forma vívida y todos  los que la pasamos, tenemos alguna anécdota por haberla sufrido de cerca.

Represión

Represión

Vivíamos en la calle Mendoza a dos cuadras de la comisaría 37 en Belgrano, y eran los momentos mas duros de la represión.

Un día llegan de forma inesperada unos amigos de visita y para no ponernos a cocinar, fuí a comprar algo hecho para la cena.

Para evitar trabajo me dirigí a una casa de pastas y compré una bandeja de canelones con su salsa, cosa de ponerlos al horno y solucionar el tema en un santiamén.

Canelones como los que me afanaron

Canelones como los que me afanaron

Volvía a casa con los canelones en el piso del auto y el pasacasette a bastante volumen escuchando las 4 Estaciones de Vivaldi, disfrutando ese momento

Circulaba por la calle Olazábal y de pronto me encontré en medio de un tiroteo que para serles franco me hizo temer lo peor.

Tiré el auto al cordón y parapetado detrás de un frondoso árbol y boca abajo esperé que pasara la contienda. No sabía de que lado estaba, pero me pareció lo mas acertado.

Unos minutos después cesó la balacera y cuando me quiero incorporar, una Itaka me apuntaba y el imbécil del policía que gritaba:

__Aquí tengo a uno. __ con voz de triunfo

Traté de explicarle pero no era posible ya que la Itaka me apuntaba a la cabeza.

Policia con Itaka

Policía con Itaka

Me quedé quieto esperando que el tarado no estuviese muy nervioso.

Se acercaron otros policías exitados y dispuestos a tirar a quien estubiera delante. Uno me pateaba, mientras después de esposado otro me revisaba si estaba armado.

Vino un oficial, algo mas calmo pero con cara de muy pocos amigos y me hizo levantar. Yo comencé a balbucear que solo era un transeúnte y que ese que estaba allí era mi auto. Que vivía a solo dos cuadras y que no tenía nada que ver.

Se aproxima un tipo con cara de milico, bigotes, pelo corto y todo lo que los identificaba, que vivía en la casa de enfrente a la mía y dice:

__A este lo conozco, vive enfrente mío.

Videla, el prototipo del milico

Videla, el prototipo del milico

Le comenté que me encontré envuelto en el enfrentamiento y que como prueba de ello estaban los canelones en el piso del auto.

Cuando fueron a ver se cagaban de risa.

Ya se los habían afanado

De mas esta decirles que tuve que ir a comprar los canelones nuevamente.

Anuncios


17 Responses to “Epocas de sangre y fuego”

  1. Por lo menos la sacó barata… o cara, no sé cuanto le salieron los canelones. Es un Chiste malo, ya lo sé.

    Saludos!

  2. Que horror. Lo mas pior es que quizas se repita (no necesariamente con los milicos) porque con tanto festejo por la vuelta de la “democracia” se olvidaron de enseñarle a mi generacion como hacer para evitar algo asi…

  3. Patricio:
    Los canelones me costaron el doble naturalmente.
    Un abrazo

    Chicho:
    Se evita solo con democracia. Pero no solamente la de votar. La democracia es mucho mas amplia y hay que saber ejercerla y exigir su vigencia. Descartar a los d?elias o a los ex presidentes que quieren y piden un parlamento obsecuente. A una presidente que recién ahora se da cuenta de la pobreza en una provincia manejada por su partido desde hace 22 años o a un Sola que habla de inseguridad después de haber sido gobernador de la Pcia . etc
    Da para un post? verdad

  4. Estimado Don Cele: No quiere generar una polémica pero esos NO SON CANELONES, SON CREPES y en la década del 70 no existían los crepes, vivnieron con la mersada del menemismo creo…
    ;-P

  5. De todos modos le creo lo de los canelones… y sí, le pasó cerca… a un familiar mío -medio bolufo él- que supo tener uan fábrica de pastas sobre la avenida garay a solo unas cuadras de la comisaría 14, los canas -en la época de los milicos genocidas- siempre iba a manguearle.
    Un día fueron y como el tipo había discutido con su esposa y tenía uns cojones ENORMES -ironía- en vez de ponerla en sus casillas a su esposa -tan bolufa como él…- se la agarró con un cana que fue a manguearle ravioles para el domingo al mediodía y lo sacó carpiendo… un pibe que se comió el garrón porque todos los días le mangueaban uno o dos cajas -como lo de las pizzas, pero para cocinarlas ¿vio? ;-P-.
    Bueh la cosa es que al rato vino un capo de ahí y le pidió que a la nochecita se “diera una vuelta” por la taquería porque quería hablar con él…
    Este familiar era tan, pero tan valiente que le pidió a mi madre que lo acompañara -su esposa ya se había escondido bajo el colchón, seguramente…- y mi vieja no tuvo mejor idea que ir conmigo y con mi hermana… en fin…
    Cuando el taquero nos vio llegar a los cuatros no sabía por dónde empezar. Se lo quiso llevar a alguna oficina aparte y mi vieja empezó a hacer quilombo… bueh la cosa es que el tipo desembuchó ahí nomás… harto del griterío “Escuchéme, usted es boludo o se hace? hace dos años que somos “vecinos” y al pendejo que usted cagó a pedos es mi hijo… a usted le gustaría que yo tratara a sus hijos así… ¿por dos cajas de ravioles de m…?”.
    El bolufo de mi tío enmudeció, ni mú… se comió el mazo a ful… y desde el día siguiente -y durante bastante tiempo-, iba el hijo del taquerito a manguear y lo miraba socarronamente… hasta tuco y pesto se llegó a llevar para la taquería…
    Bolufos como tío estaba lleno en plena dictadura y fueron idiotas útiles de lo que ocurrió. En fin, una historia para compartir de esos oscuros años de plomo…

  6. Aguante los canelones de masa de harina, caracho!!!

  7. Frasncisco:
    No se que edad tenés vos y si vivistes esos años. Pero lo de tu tío fué razonable, porque un cana cualquiera te hacía boleta si quería y gozaba de total impunidad. No importa que fuera por una caja de raviolkes de mierda, o de oro, simplemente que en esa época no existía para mucha de esa gente uniformada el sentido común.
    Yo he ido al calabozo por decirle a un oficialito en la guardia que era mi turno, una vez que fuía sacar certificado de domicilio.
    Repito no se que edad tenes, pero esa época fué muy dura y aprendimos a hacernos los boludos mas de una vez.
    En fin el tema da para largo y vivan los canelones de panqueques, abajo los de masa berreta de harina. carajo

  8. 35 pirulos y estoy de acuerdo respecto de que por cualquier cosa uno era boleta. A mi vieja siempre le dio la impresión de que el taquero quería apretarlo pero no boletearlo. Después nos enteramos que el hijo del taquero venía a buscar ravioles cuando el viejo noe staba en la taquería ;-))) O sea, definitivamente tenía ganas de romper las bolainas. Ahora bien, muy valiente mi tío no era. Ni siquiera negoció… le regalaba el tuco y el pesto (cosa que antes no…).
    Por lo menos Ud. trataba de hacerse escuchar…
    Respecto de los canelones… nooooo! se me cae un ídolo. Los crepes son más prácticos pero los posta son lo de harina… le recomiendo los de La Flor de San Juan (Av. Idem y Entre Ríos)… después de probar los de pollo, le va a agarrar amnesia de los crepes ;-)))

  9. Ojo… me acuerdo que del 77 en adelante después de las 8 de la noche ni nos asomábamos por la calle… creo que recién en el 81/82 empezamos a volver más tarde a nuestra casa… O sea, el miedo era muy grande… pero, durante años no supe a qué… después entendí…

  10. Mi querido amigo, la posta son los crepes, que yo hago personalmente. En esto no hay discusión.
    Con respecto a tu edad, es lógico que no vieras de cerca lo que sucedió.
    Muchos de mi edad también hacían como el avestruz y por eso pasó lo que pasó.
    La historia se escribió con sangre y con muchas injusticias por ambas partes sin duda, pero entrar en una comisaría en esa época, se hacía unicamente si conocías a alguien. Yo como un boludo quise hacer valer mis derechos y adentro. La saqué barata pero con un terrible cagazo.
    Repito el tema da para mucho y se vivía con miedo.

  11. 11 Jorge

    mi panaderia era el edificio mas alto de aquel entonces, y cada dos por tres venian los militares y le copaban la terraza “ustedes sigan laburando que aca no pasa nada” le decian mientras hacian de vigia en los allanamientos a las demas casas. Tambien tengo historias de bombas a algunos vecinos y se de uno que pusu en el frente de su casa el nombre completo y el numero porque le pusieron una bomba que no era para elm sino para su vecino. Ambos bandos no salieron con las manos limpias de ahi eso esta claro

  12. Ojo que no hubo dos bandos (no quiero empezar con la teoría de los dos demonios…) hubo un bando enorme, que contaba con una gran aparato para hacer lo que quisiera y otro más pequeño que trataba de resistir o de intimidar… lleno de pibes inexperimentados al que el Estado de esa época se lo morfó… que en el medio hubo gente que se comió el garrón sin pertenecer ni a uno ni a otro, eso es indiscutible… que también hubo idiotas útiles, claro, por qué negarlo… el pariente este poco más y entregaba el tujes… y no seé si era tan necesario… (por eso lo puse en su contexto).
    Sin embargo años después se supo que a Aramburu no lo mataron no los “montos” sino que los “montos” se lo entregaron a integrantes del ejército contrarios al expresidente -a cambio de una suma de dinero- y éstos lo boletearon.
    Ahora por qué se hicieron cargo, incluso Bonasso, durante años aseguró que fueron “ellos”, ni idea. Cómo Bonasso -por ejemplo- terminó con Kirchner luego de tratarlo de mediocre político del sur en su libro El Palacio y la Calle, también es un misterio… Porque MNM indultó a los tipos que lo metieron en cana sin ningñun tipo de derecho… otro misterio…

  13. Francisco:
    Estoy de acuerdo contigo.
    Lo de Aramburu, no tengo información como para afirmarlo, pero es posible. No nos olvidemos la permanente complicidad de cierta cúpula guerrillera con los milicos.
    Lo de M… es entendible. El turco por un puñado de dólares te vendía a su madre.
    En cuanto a Bonasso es un personaje mas de la política argentina con todas las caracteristicas que eso implica. Variarán de lugar de acuerdo a donde convenga.
    Repito, el tema da para mucho y nos debería interesar mucho mas a los argentinos, pero este es un país de tibios, que mientras algunos dejaban su vida, con métodos equivocados para mi entender, los que estaban haciendo algúnos mangos le importaba tres pepinos y miraban para el costado.. Hoy pasa lo mismo. y lo grave es que pasará siempre

  14. “Repito, el tema da para mucho y nos debería interesar mucho mas a los argentinos, pero este es un país de tibios, que mientras algunos dejaban su vida, con métodos equivocados para mi entender, los que estaban haciendo algúnos mangos le importaba tres pepinos y miraban para el costado.. Hoy pasa lo mismo. y lo grave es que pasará siempre”

    TOTALMENTE de acuerdo

  15. 15 YO

    JAJAJA TENDRIAN HAMBRE… DESPUES DE UNOS TIRITOS SE TE ABRE EL ESTOMAGO.
    PENSA QUE SI HUBIERAN SIDO CHORROS HOY ESTARIAS MUERTO PELOTUDO. CHAU

  16. 16 YO

    AAAA, ME OLVIDABA: AGUANTEN LAS BOTAS CARAJO !!

  17. Yo:
    Siempre hay un pelotudo , en este caso te llevás el premio mayor. Imbécil


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: